"Giustizia delle donne" de Moderata Fonte





Moderata Fonte fue una escritora protofeminista del siglo XVI. Su obra más célebre, Il merito delle donne, fue escrita como respuesta a un tratado abiertamente misógino de Giuseppe Passi. Pero hoy hablaremos de una obra mucho menos conocida: Giustizia delle donne. En ambas obras Moderata se dirige a un público de mujeres, y encontramos elementos formales comunes: ironía, paradojas, pluralidad de voces, etc. También se evidencia en ellas la influencia de El Decamerón de Boccaccio: se trata de un grupo de mujeres jóvenes que se reúnen una tarde en un jardín veneciano. Giustizia delle donne comienza cuando Pasquale, la última en llegar, interrumpe el ambiente distendido de la reunión para contar que acaba de tener una discusión con su marido.

A partir de ahí, la conversación gira en torno a las relaciones de las jóvenes con los hombres (sus maridos, sus hermanos, sus hijos, sus padres…) y cómo podrían sustituir un entorno de represión por uno de igualdad. Para ello imaginan qué ocurriría si los hombres sufrieran durante un año las mismas injusticias que ellas padecen a diario. Así, cada mes los hombres recibirían un modelo de castigo distinto; entre ellos, la abnegación hacia la mujer y por sus hijos que excluye toda actividad fuera del hogar, la castidad, la sumisión a cualquier figura femenina, la humillación pública…  Quizás el que más llama la atención a día de hoy es el capítulo del silencio. En él podemos ver cómo las mujeres se convierten en la autoridad: son ellas las dueñas del conocimiento y son ellas las que ordenan el mundo, sin dar cabida a la opinión de los hombres, que han de permanecer callados mientras ellas reorganizan el sistema de manera equitativa. En este capítulo encontramos un paralelismo con su obra posterior, Il merito delle donne: la ausencia de los hombres asegura la libertad de las mujeres. Un mensaje completamente audaz, solo suavizado por el tono ameno que guía toda la obra.

De este modo, el relato se configura en un diálogo ágil al modo platónico donde no faltan el humor irónico y el retrato costumbrista de la sociedad del Renacimiento. Como vemos se trata de un pensamiento feminista avant-la-lettre, mucho más innovador y transgresor que Il merito delle donne ya que la defensa de la mujer se realiza a través del ataque a la figura masculina. Este eje temático le causó no pocos problemas a la escritora, que no pudo ver su manuscrito publicado. Moderata Fonte nos dejó, además, muchas reflexiones que apelan directamente al hombre y la mujer de hoy. Una de ellas cuestiona el modo en que “se construye” la historia, un asunto alarmantemente urgente desde el siglo XX: “¿De verdad creéis que todo lo que lo que dicen los historiadores acerca de hombres o mujeres es cierto? Deberíais tener en cuenta el hecho de que estas historias fueron escritas por hombres, quienes sólo dicen la verdad por accidente”.

Curiosamente (o quizás no tanto), su legado ha sido transmitido por mujeres: Eleonora Carinci, Adriana Chemello, Paola Malpezzi, Virginia Cox… El contenido de este tratado trascendió ya en el siglo XX cuando un grupo de teóricas feministas de la Escuela Angloamericana, conocedoras todas ellas del tratado que nos ocupa, formularon conceptos teóricos que son de uso común en la actualidad. Entre ellos, el man’s punishment que consiste en hacer ver al hombre las injusticias que padecen las mujeres a través de la piedad o la empatía. Se trata de fomentar el diálogo con el hombre y hacerlo partícipe de la lucha feminista -en este caso el “castigo” es figurado aunque se basa en las consignas que Moderata Fonte instauró siglos atrás. Por ello no podemos dejar de rescatar una figura cuya influencia ha sido tan notable en los últimos cien años; una figura desconocida para el gran público -como tantas de las que reivindicamos desde Beatrice 2.0- cuyo pensamiento tiene mucho que aportar al feminismo actual.

Desde Beatrice 2.0 les instamos a leer Giustizia delle donne, una obra poco conocida pero llena de controversia y actualidad. Fue calificada como una obra de poco interés mientras Moderata Fonte vivía, no hay mejor justicia para las mujeres que rescatarla y acercarla a una lucha que más que nunca necesita de nuestro sentido del riesgo, pero siempre bajo el marco de la elegancia, el diálogo y la ironía.

Comentarios

  1. Un libro chulísimo, lo leí hace un tiempo y me cambió la vida. Lo recomiendo muchísimo!

    ResponderEliminar
  2. Tanto la obra como la autora me parecen imprescindibles. Es una pena que estén tan infravaloradas... ¡Bravo por el artículo!

    ResponderEliminar
  3. Yo no conocía a esta autora, pero su premisa me parece interesantísima, sobre todo teniendo en cuenta que es del siglo XVI. Muchas gracias por descubrírmela, estoy deseando leer sus obras :)

    ResponderEliminar
  4. Un libro que te deja con infinitas sensaciones y emociones, todas ellas buenísimas

    ResponderEliminar
  5. Muy agradecida por la recomendación. ¡Estoy deseando empezarlo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Comentario a "La Belle Dame Sans Merci" de Keats

Sor Juana Inés de la Cruz